Inicio » EIDON nº 41 » Hemos Leído » Blanco Mercadé, A. y Núñez Cuero, MP. (Eds.). (2013). La bioética y el arte de elegir. León: Asociación de Bioética Fundamental y Clínica
Blanco Mercadé, A. y Núñez Cuero, MP. (Eds.). (2013). La bioética y el arte de elegir. León: Asociación de Bioética Fundamental y Clínica
Koldo Martínez
Presidente de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica. Médico Intensivista. Osasunbidea. Servicio Navarro de Salud


La Asociación de Bioética Fundamental y Clínica (ABFyC) celebró su XI Congreso en León en octubre de 2013 bajo el lema “El arte de elegir en los tiempos sombríos”. El libro que comento, en su segunda edición, recoge las distintas conferencias, ponencias y comunicaciones que en él se presentaron. Cabe resaltar de entrada que tanto los conferenciantes como la mayoría de ponentes no pertenecen estricta o directamente a las llamadas profesiones sanitarias mientras que los autores de las comunicaciones sí, lo que introduce un matiz y un sesgo importantes a la hora de analizar la calidad y las reflexiones de las aportaciones de unos y otros.
 
El libro, de cuya edición son responsables Antonio Blanco Mercadé y Mª Pilar Núñez Escudero, ambos miembros de la Junta Directiva de la ABFyC en ese momento, está dedicado a la memoria del Dr. Albert Jovell que estaba invitado a participar en una de las mesas del Congreso en la que no pudo participar a causa de la enfermedad que acabó con su vida un mes más tarde. ¡Descanse en paz y permanezca en nuestro recuerdo!




El Congreso estuvo rodeado de arte por todas partes y la preocupación por la estética fue una constante que aparece ya en la propia presentación que del libro hace Antonio Blanco. Muestra de ello fue la participación de Amancio Prada que lo llenó de poesía con sus canciones y de Antonio Fraguas, Forges, que supo hacernos sonreír al tiempo que dibujaba sus viñetas, una de las cuales adorna la portada del libro, y enviaba sus mensajes críticos y contaba algunas de sus memorias. Quien este texto suscribe lo pretendió también citando a quien considero el escultor intelectualmente más potente de la historia reciente del arte en nuestro país, Jorge Oteiza. En esa línea se insertan los textos de Iñigo Marzabal sobre “Arte, estética y cine” cuya lección magistral sobre estas tres disciplinas queda recogida en el libro (aunque las secuencias de las películas mostradas no están recogidas en el mismo, lo que es una pena) y el de Antonio Blanco, “El arte de la ética”, que reflexiona sobre el arte en sus distintas expresiones relacionándolo con la ética para acabar defendiendo la necesidad de educar a la sociedad en el diálogo deliberativo porque “esto es el arte de la ética”, concluye.
 
Adela Cortina en el texto “La conquista de la libertad. Una perspectiva neuroética” desgrana los momentos históricos más importantes en el debate determinismo-libertad, deteniéndose en los experimentos de Libet y analizando detenidamente el ulterior debate neuroético sobre la libertad entre compatibilistas e incompatibilistas. La profesora Cortina concluye afirmando que toda libertad es condicionada, pero que “éste es el modo de ser de la libertad humana”.
 
Diego Gracia Guillén en su texto “Los retos de la Bioética en el nuevo milenio” sostiene que el gran reto que la Bioética tiene hoy es el de “contribuir a la educación en la autonomía, la responsabilidad y la deliberación de todos los sujetos”. El profesor Gracia llega a esta conclusión tras comprobar que el centro de gravedad de la Bioética se ha desplazado del problema de la resolución de casos extraordinarios y urgentes a la educación de la ciudadanía en la gestión autónoma de sus valores relativos a la vida en general, entre otras muchas razones porque, como se afirma en el Handbook of Global Bioethics, las cuestiones bioéticas más importantes hoy están relacionadas con las condiciones socioeconómicas de la ciudadanía. Subraya Gracia la diferencia entre derecho y ética, y sin quitar valor al primero, defiende que el objetivo de la ética no es el de resolver conflictos de tipo jurídico sino conseguir un cambio general de mentalidad, la educación en el respeto, la construcción y la promoción de valores. Éste es precisamente el reto imprescindible, necesario y urgente de la Bioética.
 
Salvador Tarodo en su disertación “Conciencia y libertad. El derecho de libertad de conciencia como fundamento constitucional de los derechos a la información sanitaria y a decidir sobre la propia salud” analiza los motivos por los que los pacientes han preferido que otros tomen las decisiones por ellos, por qué algunos derechos aprobados son aún ineficaces, qué se entiende por salud y enfermedad, la identidad personal, al tiempo que hace un análisis jurídico del derecho al consentimiento informado (CI) y de la libertad de conciencia intentando desmenuzar los conflictos jurídicos que alrededor de estas cuestiones se producen. José Antonio Seoane en su propuesta de “Objeción responsable” define la objeción de conciencia (OC), enumera los elementos sin los cuales la OC no es tal, la estudia desde el punto de vista de los profesionales asistenciales, los pacientes y la Administración, para acabar recalcando aspectos concretos de la OC en el siglo XXI y afirmar que algunos casos de OC (como la que algunos profesionales sanitarios hacen al Real Decreto-ley 16/2012, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del SNS) no es propiamente una OC, sino más bien una desobediencia civil. Ana Mª Marcos del Cano con su análisis sobre el tema “Objeción de conciencia e instrucciones previas” reflexiona sobre la conciencia, la OC en el ámbito sanitario, y tras describir las Instrucciones Previas (IP) concluye que en determinados casos “sí se puede objetar al cumplimiento del Documento de IP”.
 
En su texto “Educación en Bioética”, Lydia Feito afirma la necesidad de educar en Bioética y analiza las dificultades básicas para hacer realidad dicha educación y recuerda que “no es lo mismo educar que enseñar”, porque la educación “aspira a promover ideales y valores, cambiar actitudes a través del conocimiento”, y recomienda la vía narrativa para conseguirlo. Pablo Rodríguez del Pozo desgrana en su aportación la “Educación bioética basada en competencias” para criticarla distinguiendo la formación en competencias de la educación moral, apostando decididamente por esta última. Diego Gracia mediante un sugerente título, “Pedagogía deliberativa”, incide en estas mismas diferencias, analiza la cuestión de los valores y la concepción histórica de los mismos, y propone, finalmente, una teoría constructivista de los valores, así como la introducción del método deliberativo en el ámbito de la educación con el fin de alcanzar la excelencia moral.

Koldo Martínez reflexiona sobre las relaciones entre la ética y la política en su texto “Bioética en los tiempos sombríos”, reivindicando el concepto de poliética. Jesús Conill, en “Elección vital y neurorracionalidad”, desgrana los marcos técnico-ético, tecnológico y económico de la elección con la idea de hacernos partícipes de las distintas formas de entender la racionalidad, para acabar afirmando, de acuerdo con Zubiri, que “la elección es lo que configura la realidad personal mediante la apropiación de posibilidades vitales”, siendo la adaptación un modo más de apropiarse algunas posibilidades, dejando de lado otras, porque así es como “el hombre se hace realidad moral”.
 
El libro posee una última parte en la que se recogen las comunicaciones presentadas en el congreso, divididas en varias áreas: Reflexión – Humanización, Información – Consentimiento – Rechazo, Comités de Ética Asistencial, Mayores – Dependencia – Vulnerabilidad, Fin de vida, Bioderecho y organización, Trasplantes – Otros. Dichas comunicaciones son, en su mayor parte, fruto del trabajo cotidiano que muchos  profesionales de la salud desempeñan en sus instituciones sanitarias, y reflejan abiertamente los problemas con los que se encuentran, la preocupación que les producen, etc. Las aportaciones son, por tanto, muy variadas en cada una de las áreas temáticas en que están divididas, pero su interés radica precisamente en la practicidad de sus planteamientos y en el análisis y la búsqueda de soluciones y alternativas que los profesionales de la salud, con mayor o menor formación en Bioética, realizan al tratar de encontrar la salida de mayor calidad moral. No negaré que algunas de las comunicaciones resultan mucho más estimulantes que otras y que, en honor a la verdad, algunas no son demasiado interesantes. Todas ellas, sin embargo, tienen la virtualidad de enfrentarnos a la realidad de las profesiones sanitarias y los problemas morales con los que nos encontramos habitualmente y las distintas soluciones que en los distintos centros o instituciones se les han dado. Constituyen un buen material para ser utilizado en los cursos de Bioética que habitualmente se celebran en los centros sanitarios.
 
Acabo con una última y necesaria objeción al libro, cuya lectura recomiendo a todas las personas que estén de algún modo interesadas en el conocimiento teórico y práctico de la Bioética: sería recomendable, en próximas ediciones, unificar el estilo de la bibliografía, lo cual facilitaría su lectura, le proporcionaría una mayor seriedad y haría más ágil el seguimiento de los textos.
 
Por lo demás, no dejen de leerlo, subrayarlo y comentarlo con sus compañeras/os de trabajo en el ámbito de la asistencia sanitaria. Todos ganaremos tanto en calidad personal y laboral como en resultados en materia de salud.


 
 
La Bioética y el arte de elegir. Libro de Conferencias, Ponencias y Comunicaciones del XI Congreso de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica. Descargable en www.asociacionbioetica.com
 







Publicación bajo licencia Creative Commons.

Algunos derechos reservados.

La Fundación de Ciencias de la Salud no se identifica necesariamente ni se hace responsable de las opiniones que los autores puedan expresar en sus artículos.

Quedan rigurosamente prohibidos, sin la autorización escrita de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas en las Leyes la reproducción total o parcial de los contenidos de esta publicación por cualquier otro medio o procedimiento.

se propone alcanzar los más altos niveles de objetividad y equilibrio científico en sus contenidos.

es una publicación pensada para contribuir a mejorar el conocimiento y la opinión de la sociedad, en el ámbito de las ciencias de la salud.

Gracias a la colaboración institucional de:

Los contenidos incluidos, publicados o disponibles en la página web, no vinculan en ningún modo a GSK.